ADR Salamanca
672 082 814
n.briz@nachobriz.com

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca notifica un vertido radiactivo no programado al CSN.

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca notifica un vertido radiactivo no programado al CSN.

El servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca notificó al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) un incidente relacionado con un vertido no programado de residuos líquidos con contenido radioactivo. El suceso se produjo durante la tarde del pasado 13 de agosto, mientras una paciente se sometía a un tratamiento de terapia metabólica. Durante este procedimiento se empleó un medicamento indicado para tratar determinados tipos de tumores. Las llaves que determinan que dicho residuo se recoja correctamente se dejaron inadvertidamente en la posición de limpieza, por lo que este pasó al circuito del desagüe general, como informaron desde el Complejo Asistencial salmantino. 

Tanto el CSN como las autoridades competentes en la Junta de Castilla y León fueron informadas del incidente y trabajan con el complejo hospitalario de Salamanca para supervisar los hechos. 

Asimismo, Policía Nacional y Bomberos activaron los protocolos pertinentes para este tipo de situaciones. Por su parte, el Servicio de Medicina Nuclear del hospital reiteró que “el riesgo derivado del vertido es inocuo para la salud de los trabajadores y pacientes”, así como para la ciudadanía salmantina.

Un radiofármaco es cualquier producto medicinal con fines clínicos que, cuando está listo para su empleo, contiene uno o más radionucleidos (isótopos radiactivos). En Medicina Nuclear, aproximadamente el 95% de los radiofármacos se usan con fines diagnósticos.

Recordemos que los radiofármacos se administran al paciente sólo una vez en su vida o un par de veces a lo sumo. Estos productos contienen cantidades ínfimas de ingredientes activos, por lo que no muestran actividades farmacodinámicas ya que se utilizan en cantidades traza. Por lo tanto, no existe una relación dosis-respuesta, por lo que difieren significativamente del resto de los fármacos convencionales.

La actividad radiactiva de la dosis que se administra al paciente debe ser suficiente para realizar el estudio o el tratamiento que se pretende, pero no más. Cada radiofármaco tiene un rango de dosis recomendado para cada una de las indicaciones clínicas autorizadas.

La esterilidad es también un requisito indispensable en las preparaciones de administración parenteral, por lo que hay que controlarla. En la preparación y marcaje de radiofármacos se utilizan productos previamente esterilizados y se trabaja en condiciones asépticas.

El Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica afirma que el riesgo para los trabajadores y la ciudadanía “es insignificante».

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) es el único organismo competente en España en materia de seguridad nuclear y protección radiológica. Es un ente de Derecho Público, independiente de la Administración General del Estado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que se rige por su Estatuto y rinde cuentas al Congreso de los Diputados y al Senado.

La misión del CSN es proteger a los trabajadores, la población y el medio ambiente de los efectos nocivos de las radiaciones ionizantes, consiguiendo que las instalaciones nucleares y radiactivas sean operadas por los titulares de forma segura, y estableciendo las medidas de prevención y corrección frente a emergencias radiológicas, cualquiera que sea su origen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *