ADR Salamanca
672 082 814
n.briz@nachobriz.com

Explosión en un almacén químico en el Líbano.

Explosión en un almacén químico en el Líbano.

Según fuentes de la BBC la información es todavía confusa y hay una investigación en marcha, pero distintos miembros del gobierno indicaron que lo más probable es que la explosión fuera un trágico accidente. Esta por verificar cómo el nitrato amónico a explotado, ya que pese a ser una materia comburente e irritante, no es inflamable y sus condiciones de expresividad son muy determinadas.

En una reunión de urgencia con el presidente, el primer ministro de Líbano, Hassan Diab, reveló que había un cargamento de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaba seis años almacenado en el puerto sin las medidas de seguridad adecuadas.

Los peligrosos químicos habían sido confiscados a una embarcación en 2013.

El presidente se hizo eco de la información aportada por el primer ministro y divulgó el dato en redes sociales.

Asimismo, el jefe de Seguridad General, Abbas Ibrahim, y otros miembros del gabinete coincidieron en señalar la misma causa.

Sin embargo, lo que nadie explica hasta ahora es qué es lo que hizo que el material prendiera.

El nitrato de amonio o nitrato amónico es una sal formada por iones nitrato y amonio que se usa principalmente como fertilizante debido a su alto contenido en nitrogeno. El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas. No son productos combustibles, sino oxidantes. Su detonación es posible en dosis medias y altas y en presencia de sustancias combustibles o fuentes intensas de calor.

Una parte de la producción se dedica a la producción del óxido nitroso mediante la termólisis controlada. Esta reacción es exotérmica y puede ser explosiva si se lleva a cabo en un contenedor cerrado o calentado demasiado rápido. 

Tiene diferentes usos, desde el industrial, donde se utliza para la modificación de la zeolita; como fertilizante, donde la sal altamente soluble en agua es la fuente preferida de nitrógeno en fertilizantes; y también como explosivo, como agente que oxida fuerte, el nitrato de amonio hace una mezcla explosiva cuando está combinado con un hidrocarburo, generalmente combustible diésel (aceite), o a veces queroseno.

Es por ello que el almacenamiento del nitrato de amonio debe seguir estrictas normas para aislarlo de líquidos inflamables (gasolina, aceites, etc), líquidos corrosivos, sólidos inflamables o sustancias que emiten calor, entre otras sustancias prohibidos, según una hoja técnica del Ministerio de Agricultura francés.

El nitrato de amonio ha sido protagonista de numerosas tragedias -accidentales y criminales- en el mundo. Uno de sus primero accidentes dejó 561 muertos en 1921 en una planta de BASF, en Oppau, Alemania.

En Francia, unas 300 toneladas de nitrato de amonio almacenado a granel en un hangar de la planta química AZF, en Toulouse, explotaron el 21 de septiembre de 2001, dejando 31 fallecidos. La deflagración se escuchó a 80 km a la redonda.

También en Estados Unidos, una terrible explosión en la planta de West Fertilizer, en Texas, dejó 15 muertos en 2013, tras explotar un depósito de nitratos de amonio por un incendio provocado. Los investigadores cuestionaron la ausencia de estándares de almacenamiento para el producto en la planta texana.

Sin embargo, el nitrato de amonio también se puede usar para fabricar explosivos. El 19 de abril de 1995, Timothy McVeigh detonó una bomba hecha con dos toneladas de fertilizante frente a un edificio federal en Oklahoma City, dejando 168 muertos y cerca de 700 heridos.

Os dejamos a continuación los datos técnicos del nitrato amónico:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *