ADR Salamanca
672 082 814
n.briz@nachobriz.com

Guía sobre la reglamentación relativa al transporte de sustancias infecciosas 2019–2020

Guía sobre la reglamentación relativa al transporte de sustancias infecciosas 2019–2020

El trabajo con agentes biológicos desempeña un papel clave en la detección y prevención de brotes de enfermedades emergentes y altamente infecciosas, así como en la reducción de otros riesgos para la seguridad sanitaria internacional. Este trabajo incluye actividades de diagnóstico, investigación biomédica y fabricación de productos farmacéuticos. Las instalaciones que manipulan agentes biológicos tienen la responsabilidad de garantizar que los agentes biológicos sean identificados, almacenados y se controlen de forma segura en instalaciones adecuadamente equipadas, de acuerdo con las buenas prácticas.

Mientras se transportan materiales que contengan agentes biológicos, existe la posibilidad de exposición para las personas y el medio ambiente por el que pasa el material. Para controlar y reducir adecuadamente este riesgo, varios grupos internacionales han desarrollado recomendaciones o reglamentaciones (o ambas) que describen la forma en que las sustancias infecciosas deben ser envasadas, marcadas, etiquetadas y documentadas, para garantizar la seguridad y su contención durante todo el proceso de transporte.

Una de las recomendaciones más conocidas y referenciadas son las «Recomendaciones relativas al Transporte de Mercancías Peligrosas – Reglamentación Modelo (20° edición revisada)» (en lo sucesivo denominadas como «Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas»). Estas recomendaciones son formuladas por el Comité de Expertos en Transporte de Mercancías Peligrosas de las Naciones Unidas (UNCETDG, por sus siglas en inglés), en conjunto con un Comité del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas integrado por asesores expertos de diversos países, organizaciones no gubernamentales y organismos especializados, incluidos representantes de la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés). Las recomendaciones se revisan continuamente, en ciclos de dos años, y son actualizadas por el comité, en función del progreso técnico, la introducción de nuevas sustancias o materiales, las presiones modernas sobre los sistemas de transporte y los nuevos requisitos de seguridad para las personas, bienes y el medio ambiente.

La Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas proporciona un conjunto de disposiciones mínimas a seguir para transportar de forma segura cualquier mercancía peligrosa, incluidas las sustancias infecciosas. El objetivo de utilizar este conjunto de disposiciones como base para las diversas reglamentaciones nacionales e internacionales es lograr la conformidad y armonización de todas ellas. Sin embargo, la Reglamentación Modelo de las Naciones Unidas ofrece cierto grado de flexibilidad, de modo que las reglamentaciones básicas puedan adaptarse a las necesidades locales y a los requisitos especiales para abordar los desafíos en el transporte. Los gobiernos o las organizaciones internacionales pueden aplicar versiones adaptadas en calidad de reglamentaciones obligatorias o jurídicamente vinculantes para el transporte de mercancías peligrosas. La aplicación y el cumplimiento subsiguientes de las reglamentaciones aprobadas pueden ser supervisadas por órganos independientes o autoridades nacionales, según lo designe el órgano rector pertinente.

A continuación dejamos el documento completo de ma OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *