Consultoría ADR
672 082 814
n.briz@nachobriz.com

APQ. Más allá del ADR en la logística de mercancías peligrosas

APQ. Más allá del ADR en la logística de mercancías peligrosas

Las siglas ADR abarcan casi sin querer el protagonismo indiscutible en el transporte de mercancías peligrosas, solo pronunciar sus siglas se nos viene a la mente todo el entramado normativo que conlleva el transporte y manipulación de este tipo de mercancías.

Hablamos comúnmente del ADR como referente normativo único en el transporte y logística de mercancías peligrosas, y si bien es cierto que el Acuerdo sobre Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera es pilar imprescindible en la seguridad de los procesos donde intervienen este tipo de productos, no es ni con mucho la única normativa aplicable a los transportes, operaciones de carga/descarga, expedición, envasado/embalado y almacenamiento/distribución de mercancías peligrosas y productos químicos.

Bien es cierto que la siniestralidad en los procesos de transporte de mercancías peligrosas es más habitual que en el resto de elementos del proceso logístico, sin embargo el número de accidentes en los centros de producción y almacenamiento de productos químicos pese a ser relativamente escasos debido a la cantidad y variedad de productos que se concentran en estas ubicaciones cuando éstos se producen las consecuencias suelen ser muy graves.

El almacenamiento de productos químicos y mercancías peligrosas sigue siendo a día de hoy una de las  asignaturas pendientes en materia de seguridad de numerosas empresas dedicadas a distintos tipos de servicios, en las cuales se almacenan todo tipo de productos químicos sin tener en cuenta la exigente normativa vigente en esta materia, el APQ.

El APQ (Almacenamiento de Productos Químicos) es el modo coloquial con el que se conoce en el gremio al RD 656/2017 de 23 de junio que  tiene por objeto establecer las condiciones de seguridad de las instalaciones de almacenamiento, carga, descarga y trasiego de productos químicos peligrosos, entendiéndose por tales las sustancias o mezclas consideradas como peligrosas en el ámbito de aplicación del Reglamento (CE) n.º 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se modifica el Reglamento (CE) n.º 1907/2006, (Reglamento CLP), tanto en estado sólido como líquido o gaseoso, y sus servicios auxiliares en toda clase de establecimientos industriales y almacenes, así como almacenamientos de establecimientos comerciales y de servicios, que no sean de pública concurrencia. También son objeto de este Reglamento los almacenamientos en recipientes fijos de líquidos combustibles con punto de inflamación superior a 60 °C e inferior o igual a 100 °C.

El ADR Consejeros de Seguridad hacemos especial hincapié a nuestros clientes en el cumplimiento estricto de la normativa APQ puesto que la omisión, dejadez o el incumplimiento deliberado de sus disposiciones, redundan de manera directa en el aumento exponencial de la posibilidad de provocar incidentes o accidentes con daños generalmente de carácter grave, no solo desde el punto de vista humano o material sino también desde el punto de vista medioambiental.

El informe de previsión de riesgos debe ser una herramienta fundamental para evaluar la situación del almacenamiento de productos químicos de una empresa, y así poner en marcha los procedimientos necesarios para adecuar las instalaciones a un funcionamiento no solamente óptimo sino también seguro y funcional de la empresa y su entorno.

Desde ADR Consejeros de Seguridad no solamente realizamos informe de previsión de riesgos sino que participamos en la aplicación e implementación de los mismo.

La seguridad sigue siendo nuestro principal objetivo.

Nacho Briz – Consejero de Seguridad ADR

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *